Salamanca

A- A A+
Está aquí: Inicio Semana Santa de Salamanca 2019

Semana Santa de Salamanca 2019

La Semana Santa de Salamanca tiene un escenario único. La piedra de Villamayor es el telón de fondo, donde se reflejan las sombras de las cruces, las coronas o los capirotes. La magia del día y su luz, y de la noche, con su oscuridad y sosiego. Un total de 17 cofradías recrean la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. Hermandades con más de 500 años de historia, como la decana Vera Cruz. Procesiones que comienzan con el Vía Matris del Viernes de Dolores y terminan con el Encuentro de Jesús Resucitado y su Madre en la plaza de Anaya, el Domingo de Resurrección. 22 desfiles procesionales a los que se suma el Acto del Descendimiento en la tarde del Viernes Santo. Miles de cofrades que visten su hábito, portan un cirio o cargan un paso por las calles de una ciudad donde queda impregnado el olor a incienso durante los días Santos. Dentro del recorrido destacan algunas calles, como Compañía, Tentenecio, Libreros o Tostado, por donde se viven estampas únicas de la Pasión salmantina. Algunas hermandades también pasan por el corazón de la ciudad, su Plaza Mayor, o frente a la fachada de la Universidad de Salamanca, ocho veces centenaria.

La Semana Santa es su escenario, sus cofrades y sus imágenes, la más antigua es la del Cristo de la Agonía Redentora, de 1525, o tallas de imagineros que pasaron a la historia entre los grandes, como Salvador Carmona, Alejandro Carnicero, Felipe del Corral o Mariano Benlliure, entre otros. Tampoco olvidarnos de la música cofrade, que marca el paso de una gran parte de las marchas penitenciales, aunque no de todas, el Lunes Santo es de silencio, una procesión en la que tan solo se escucharán las gruesas cadenas que llevan en sus tobillos varios penitentes. Días para despertar algunos de los sentidos, para ver, oler, sentir y escuchar la Semana Santa de carácter internacional en una Ciudad Patrimonio de la Humanidad. ¿Te lo vas perder?

La Semana Santa sabe a potaje de garbanzos con espinacas, o con bacalao, porque si hay un producto estrella en estos días de penitencia es el bacalao, con todo tipo de variantes: al horno, con tomate, en buñuelos, a la brasa... La tradición en los días de Cuaresma es no comer carne los viernes, algo que abre un abanico a introducir en los menús de las familias más pescado, verduras o legumbres. Cada zona tiene sus costumbres, y Salamanca no iba a ser menos. Muchas cofradías mantienen la tradición de ‘los limones, también con sus variantes, pero básicamente se crea con una ensalada de cítricos con huevo, vino, aceite, chorizo y vinagre. Pero si hay algo que destaque en Semana Santa son los postres, liderados por la torrija, pero sin dejar atrás los pestiños o sacatrapos.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aviso Legal