Salamanca

A- A A+

Monumentos

Plaza Mayor

 El sol de invierno o primavera que “sana” el cuerpo y el espíritu.  

Es una de las plazas más bellas de España y del mundo y uno de los monumentos barrocos capitales de la arquitectura peninsular.

Desde su terminación, esta típica plaza castellana, ha sido punto de encuentro de salmantinos -que lo consideran su salón de estar-, y forasteros.

Declarada Monumento Nacional desde 1935, en la justificación técnica y artística se afirma que es "la plaza más decorada, proporcionada y armónica de todas las de su época existentes en España".

Tiene 88 arcos y numerosos medallones labrados.

Al igual que hoy en día, en la plaza se celebraban las actividades religiosas, civiles y lúdicas más importantes de la ciudad: corridas de toros, procesiones e incluso ajusticiamientos. Por ello algunos dueños de las viviendas alquilaban sus balcones a los espectadores a un precio bastante elevado.

Curiosidades y leyendas

En 1954 desaparecieron los jardines que fueron colocados a mediados del siglo XIX. Estos jardines marcaban un curioso rito por el que los hombres daban vueltas a su alrededor, en sentido de las agujas del reloj, y las mujeres en sentido opuesto. La plaza era un punto de encuentro civil y por tanto también de cita amorosa.

Cada 15 de agosto se coloca sobre la espadaña del Ayuntamiento un mástil, coronado por una figura del toro, con la bandera de España. Esta figura, que recibe el nombre de "Mariseca", se coloca para señalar la proximidad de las fiestas de Salamanca y no se retira hasta que éstas han concluido.

Fecha de construcción

Entre 1729 y 1755

 

Casa de las Conchas  

Un poema de amor.

Se trata de uno de los palacios más populares de Salamanca y una de las mejores muestras de la arquitectura gótica civil española. La hizo construir, en los últimos años del siglo XV y primeros del XVI, Don Rodrigo Arias Maldonado, afín a los Reyes Católicos y caballero de la Orden de Santiago. Las conchas son el principal motivo ornamental de la fachada.

Tal vez uno de los puntos que genera más controversia es el por qué de la elección de las conchas como elemento ornamental. Algunos autores lo ven como una muestra de orgullo de los Maldonado por pertenecer a la orden de Santiago. Otros autores, sin duda más románticos, señalan que la repetición de las conchas, símbolo nobiliario de los Pimentel, fue una muestra del amor que sentía Don Rodrigo por su esposa Doña María.

Los sótanos de la casa se convirtieron, posteriormente, en un lugar donde los estudiantes de la Universidad pagaban las penas impuestas por el Maestre-Escuela.

En la actualidad este espacio acoge una biblioteca pública y sala de exposiciones.

Ubicación:C/ Compañía 2

Teléfono 923 26 93 17

Precio: Entrada gratuita

 

Universidad de Salamanca  

Salamanca tiene su particular “cielo” y está en la universidad.

Fundada como estudio en torno al año 1218 por decisión del rey de León Alfonso IX, fue confirmada oficialmente como Universidad en la Carta Magna que le otorgó Alfonso X en 1254. En sus orígenes siguió el modelo boloñés, que daba preferencia al estudio del derecho civil y canónico frente a la teología y la filosofía preponderantes en la Universidad de París. En su época de mayor esplendor, siglos XV y XVI, figuró a la cabeza de las universidades europeas. En la actualidad, es la Universidad más antigua de España. Destacan en su interior el aula Fray Luis de León, los relieves de la escalera del claustro, o la Biblioteca, fundada en 1254 por Alfonso X el Sabio, que atesora numerosos manuscritos e incunables de valor incalculable. Entre ellos destaca el Tohá y los "libros redondos" que Torres Villaroel compró en París y que en realidad eran globos terráqueos, y que los llamó así para que el bibliotecario los aceptase y pagase.

Frente a la fachada de la Universidad está el patio de Escuelas Mayores. Puede decirse que este patio fue la primera intervención urbanística en la ciudad, configurado como un espacio para la contemplación de la fachada de la Universidad.

El patio lo componen el edificio gótico de las Escuelas Mayores (1415), el Hospital de Estudiantes (1412) hoy rectorado, el edificio de las Escuelas Menores (1533) y la fachada de la Universidad (1512-1516).

Curiosidades y leyendas

A través del Patio de Escuelas Menores se accede al "Cielo de Salamanca". Representa un programa astrológico seguramente relacionado con la enseñanza de astronomía y astrología en la Universidad.

Según la tradición estudiantil, si se quiere aprobar los exámenes con facilidad hay que ver antes la rana de la fachada de la Universidad.

En casi todos los edificios universitarios encontramos los famosos "vítores". Originalmente se pintaban con sangre de toro y simbolizan la victoria de los recién doctorados sobre los libros.

Ubicación: C/ Libreros

Teléfono: 923 29 44 00 (Ext. 1150)

Precio: Entrada: 10 euros / 5 euros: - Jubilados/estudiantes/grupos +20.

El ticket dará acceso a al Edificio de Escuelas Mayores + Colegio Arzobispo Fonseca + Exposición VIII Centenario

Gratuita: - Menores de 12 años y estudiantes de la Universidad (previa acreditación). 

Venta de entradas suspendida media hora antes del cierre.

Acceso limitado durante la celebración de actos académicos.

 

Universidad Pontificia y Clerecía  

La fuerza de la vida y de las ideas.

Este Colegio Real de la Orden de los Jesuitas fue construido, entre otros, por Gómez de Mora en 1611. Los misioneros que en ella se formaron extendieron posteriormente la fe católica por el mundo. Sin embargo, la monumental obra tardó 150 años en estar terminada y cuando en 1767 la Orden de los jesuitas fue expulsada de España por Carlos III, el edificio se “cuarteó”, se dividió en partes, sufrió el abandono, las guerras, la desamortización y la ruina. Fue en 1946 cuando volvió a unirse y se fundó la Universidad Pontificia.

Curiosidades y leyendas

Tanto el colegio como la zona privada de los religiosos disponen de una galería alta para pasear y tomar el sol en invierno, por ser un convento sin huerta ni jardín.

Ubicación: C/ Compañía

Teléfono: 923 27 71 00

Precio: Entrada: 3 euros. Grupos a partir de 20 personas 2´50 €

Visitas guiadas (consultar directamente).

 

Torres de La Clerecía  Scala Coeli

La ciudad se entiende desde la altura.

Un nuevo balcón sobre las torres de la Clerecía en el que descubrir, desde lo alto, el esplendor de esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Un paseo por las torres, junto a las campanas, nos permitirá contemplar el rico y variado patrimonio arquitectónico de la ciudad, el entramado de sus calles, y la grandeza barroca de la Clerecía. La visita descubre otras estancias como el Patio de Estudios o los matroneos.

 Entrada: 3´75 € / 3´25 € grupo a partir de 20 personas.

Entrada Clerecía, Universidad pontificia y Torres 6€ / 5 € grupos

Entrada gratuita: Martes no festivos: 10:00 a 12:00 horas (ecepto festivos, Semana Santa, julio y agosto).

 

Catedrales

La silueta de las catedrales preside el cielo salmantino y su interior recoge la vida y la historia de la ciudad y sus ciudadanos. Constituyen otro conjunto histórico - artístico por excelencia ya que se levantan juntas: la Catedral Vieja y la Catedral Nueva.

La Nueva, gótica, renacentista y barroca, nace y crece a partir de la otra. La Vieja, de estilo románico.

Catedral Vieja

El acceso a la Catedral Vieja se realiza a través del interior de la Nueva. Al entrar en ella volvemos al pasado, este templo románico revive un espíritu antiquísimo, medieval. Un edificio arquitectónicamente defensivo, un lugar vinculado a la repoblación (comenzó a construirse hacia 1509, a una sociedad en guerra donde el valor más representativo es el del santo guerrero (Raimundo de Borgoña y el Obispo Jerónimo).

Curiosidades y leyendas

La Capilla de San Martín es conocida también como la Capilla del Aceite, porque aquí se guardaban las tinajas del aceite que era utilizado para las lámparas de la catedral. El grosor de sus muros hizo que durante la guerra civil se convirtiese en refugio antiaéreo, llegando a refugiarse en su interior el general Franco.

El cimborrio de la catedral vieja es conocido popularmente como la "Torre del Gallo" por la veleta con forma de gallo que lo corona.

Catedral Nueva

A finales del siglo XV, la población de Salamanca se había incrementado de forma significativa, gracias al auge y fama de su Universidad. La Catedral Vieja se había quedado pequeña, y el predominio estético e ideológico del mundo gótico la habían convertido en un espacio arcaico y poco práctico. Así, en 1513 se inicia la construcción de la Catedral Nueva, una de las últimas catedrales góticas de España, que se dio por concluida dos siglos después, en 1733. Diferentes estilos arquitectónicos aparecen reflejados de forma fragmentaria en su edificación. La Catedral Nueva refleja la idea del desarrollo urbano. Su grandiosidad muestra una institución triunfadora frente a sus enemigos ideológicos y ante los propios feligreses. Es el edificio más grande y más alto de la ciudad.

Curiosidades y leyendas

En 1755 el terremoto de Lisboa dañó gravemente la torre de las campanas. El sistema de las campanas quedó dañado por lo que el campanero tuvo que escalar hasta las campanas para tocarlas. Hoy en día esa tradición continúa y cada 31 de octubre un personaje, ataviado con el típico traje charro, sube hasta la veleta de la torre y toca una charrada.

Ubicación: Plaza de Anaya

Teléfono: 923 21 74 76.

Precio:4´75 € / 4€ (grupos de más de 20 personas, jubilados y estudiantes). Desempleados 1´50€. Niños de 7 a a 16 años 3 €.

Familia Numerosa: Adultos 4 € y niños 1´50 €

Entrada gratuita: martes de 10:00 a 12:00. Naturales de Salamanca y residentes en Salamanca, discapacitados y Atenciones protocolarias.

 

Exposición IERONIMUS (Subida a las torres de la Catedral)

Las torres medievales de la Catedral constituyen uno de los emblemas más importantes de Salamanca. Desde la distancia definen su perfil, la línea del horizonte; y desde cerca, con sus 110 metros de altura, se imponen de un modo rotundo. El recorrido por su interior, nos abre la posibilidad de conocer la historia de su construcción, adentrándonos en sus 900 años de arte e historia a través de la exposición documental Ieronimus. Un recorrido por las torres medievales de la catedral, entre almenas, pináculos y gárgolas, que permite contemplar la Catedral Vieja y su maravilloso retablo; la gran catedral Nueva desde su andén interior; mirador de la ciudad, el conjunto catedralicio y la vega del río Tormes desde las terrazas y atalaya.

Una mirada inédita, un verdadero descubrimiento y una aportación más de la catedral a la ciudad.

Ubicación: Entrada por puerta de la Torre, Pza. Juan XXIII

Precio: Entrada: 3,75 euros/ 3,25 euros (grupos de más de 20 personas)

Entrada gratuita: Martes: 10:00 a 12:00 hrs.

Visitas guiadas a la exposición Tlfno: 923 26 67 01

 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. www.ieronimus.es

 

Puente Romano  

La pasarela que recorrieron por ejemplo Aníbal, el Lazarillo o los generales franceses.

Sólo los arcos próximos a la ciudad son originales, el resto corresponden a la restauración del siglo XVIII. Este puente formaba parte de la Ruta de la Plata, ruta que adquirió gran importancia económica y estratégica tras la ocupación romana.

A la entrada del puente nos encontramos con un verraco prerromano, símbolo protector, que ha quedado unido a la literatura universal a través del Lazarillo de Tormes.

 

Convento de San Esteban  

Emperador:  los indígenas tienen “alma”.

La mayor parte de este grandioso edificio fue fundado, en el siglo XVI, por el cardenal Fernando Álvarez de Toledo, hijo del segundo duque de Alba. Hay una larga lista de insignes pensadores que compartieron sus claustros: Francisco de Vitoria y su escuela de Salamanca, Domingo de Soto, Melchor Cano, Diego de Deza o aquellos célebres visitantes como Cristóbal Colón, Santa Teresa o San Ignacio de Loyola, que ampliaron, si cabe, la fama del convento. Destaca su hermosa fachada labrada, su retablo, claustros y la escalera de Soto.

Curiosidades y leyendas

Dentro de la zona de clausura se sitúa la Sala Profundis. En ella Cristóbal Colón expuso por primera vez a los dominicos la idea de llegar a las "indias" por una nueva ruta. El respaldo de los dominicos fue decisivo para que los Reyes Católicos aprobasen el proyecto de Colón.
Muy próximo al claustro, se encuentra el confesionario de Santa Teresa. En 1571 la santa estaba en Salamanca y utilizo este recinto para realizar sus confesiones.
El convento de las Dueñas está unido al de los dominicos por el llamado puente de Soto. Fue levantado en 1556 para salvar un sucio arroyo que bajaba, hacia el río Tormes, por la actual Gran Vía.

Ubicación: Plaza del Concilio de Trento s/n

Teléfono: 923 21 50 00

Precio: Entrada: 3 euros/ 2 euros (grupos de más de 20); estudiantes y jubilados.

Niños hasta 10 años entrada gratuita.

 

Palacio de Anaya

Antiguo Colegio Mayor de San Bartolomé, fundado en 1401 por don Diego de Anaya, en la actualidad alberga la Facultad de Filología. El edificio actual es uno de los pocos que hay en Salamanca de estilo neoclásico. Sus obras comenzaron en 1760, probablemente por haber resultado destruido o muy dañado el Colegio original por el Terremoto de Lisboa. Sus creadores fueron José Hermosilla y Juan de Sagarvinaga. Sus elementos más característicos son la fachada, el claustro y la escalera imperial del interior del palacio donde hay un busto de Don Miguel de Unamuno, hecho por Victorio Macho en 1930. Dejó de funcionar como Colegio en 1798. La fachada principal tiene una gran portada con escalinatas y cuatro columnas rematadas con frontón; sobresaliendo en lo más alto del edificio un gran escudo heráldico; las diez ventanas de la planta inferior lucen bellas rejas y hay otros diez balcones en la planta superior.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aviso Legal